Angioplastía Coronaria

La intervención coronaria percutánea (PCI, por su sigla en inglés) comprende una variedad de procedimientos que se utilizan para tratar a pacientes con arterias enfermas del corazón, por ejemplo, dolor en el pecho causado por una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias de la sangre (denominadas placas) que pueden reducir el flujo en la circulación coronaria, o un ataque al corazón causado por un coágulo grande que ha obstruido por completo una arteria.

Grupo Cardiovascular de Tijuana

Misión de San Diego 1527, Zona Urbana Rio Tijuana, 22010 Tijuana, B.C.

Generalmente, la PCI consiste en hacer pasar un tubo delgado (catéter) con un balón en la punta desde una arteria de la ingle hasta llegar a la zona afectada en la arteria del corazón (esto se conoce como angioplastía coronaria transluminal percutánea, también llamada PTCA, dilatación de la arteria coronaria con balón o angioplastia con balón). Luego, el balón se infla, comprime la placa y dilata (ensancha) la arteria coronaria estrecha para que la sangre pueda fluir con más facilidad. Con frecuencia, se acompaña del implante de una endoprótesis vascular (stent) metálica expandible. Las endoprótesis vasculares (stents) son tubos de malla metálica que se usan para mantener las arterias abiertas después de una angioplastia coronaria transluminal percutánea.

Grupo Cardiovascular de Tijuana

Misión de San Diego 1527, Zona Urbana Rio Tijuana, 22010 Tijuana, B.C.

Los procedimientos se realizan en el laboratorio de cateterización cardiaca.

Generalmente se indica a los pacientes que no coman ni beban nada después de la medianoche anterior al procedimiento. Si es diabético, hable con el médico sobre su alimentación y dosis de insulina, porque ayunar puede afectar a los niveles de azúcar en sangre.

Hable con el médico sobre los medicamentos que esté tomando, ya que posiblemente le indique que los suspenda antes del procedimiento. Esto es especialmente importante si está tomando diluyentes de la sangre o agentes antiplaquetarios. Podría ser útil traer una lista de sus medicamentos, para que los médicos sepan exactamente qué está tomando y en qué dosis. Probablemente deba realizarse unos análisis de sangre, un electrocardiograma y una radiografía de tórax antes del procedimiento.

En el laboratorio de cateterización, verá pantallas de televisión, monitores cardíacos y monitores de presión. Lo acostarán sobre una camilla que generalmente se encuentra cerca de una máquina de rayos X.

Le colocarán sobre el pecho pequeños discos de metal denominados «electrodos». Estos electrodos tienen cables denominados «derivaciones» que se conectan a un electrocardiógrafo. Este aparato monitorizará su ritmo cardíaco durante el procedimiento.

Para prevenir las infecciones, se  afeitará y limpiará la zona donde se introducirá el catéter. Se  introducirá en el brazo una aguja conectada a un tubo. Esta será por vía intravenosa o IV. Se  administrará un sedante suave por vía IV para relajarle durante el procedimiento.

Se nyectará un anestésico para entumecer la zona donde se introducirá el catéter. La punción posiblemente le duela un poco. Una vez que el anestésico haya entumecido la zona,  realizarán una pequeña incisión en la piel. Cuando los médicos vean la arteria en la cual se introducirá el catéter, utilizarán una aguja especial para penetrarla. Luego introducirán el catéter en la arteria de la pierna, el brazo o la muñeca. La mayoría de los médicos usan la arteria de la pierna. No debe sentir dolor alguno durante esta parte del procedimiento.

El catéter se introduce cuidadosamente en la arteria hasta llegar al corazón. Los médicos emplean un monitor de video (parecido a una pantalla de televisión) para ver el proceso. Cuando el catéter llega a la arteria obstruida, se inyecta un colorante inocuo (un medio de contraste) y los médicos obtienen una imagen de las arterias coronarias (lo que se denomina «angiograma coronario»). El angiograma permite ver el tamaño y la ubicación de la obstrucción.

Una vez que los médicos conocen la ubicación exacta de la obstrucción, introducen lo que se denomina un «alambre guía» por la misma arteria de la pierna y lo avanzan hasta cruzar la obstrucción. Luego, se pasa el catéter con el balón o globo  por encima de este alambre guía y se avanza hasta llegar al lugar de la obstrucción, donde se infla el globo. A medida que el balón se dilata, presiona contra la placa de ateroma, comprimiéndola contra la pared arterial. Luego se desinfla el globo. Los médicos pueden inflar y desinflar el balón varias veces. A continuación, se retiran el catéter, el alambre guía y el globo desinflado.

Si los médicos desean colocar un stent dentro de la arteria, este se coloca en el extremo del catéter, por encima del globo. Cuando el catéter llega al lugar de la obstrucción, se infla el balón  y se abre el stent. Una vez abierto el stent, se desinfla el globo y se retiran el catéter, el alambre guía y el balón desinflado, dejando el stent en su lugar para mantener abierta la arteria.

Al finalizar la intervención, se presionará firmemente sobre el sitio donde se introdujo el catéter a fin de detener toda posible pérdida de sangre y se colocará una venda.

El procedimiento generalmente tarda entre hora y media a dos horas y media, generalmente los pacientes deben pasar la noche en el hospital y se sentirán soñolientos hasta que desaparezcan los efectos del sedante. El personal de enfermería lo vigilará durante la noche para asegurarse de que la frecuencia cardíaca y la presión arterial sean normales.

Grupo Cardiovascular de Tijuana

Misión de San Diego 1527, Zona Urbana Rio Tijuana, 22010 Tijuana, B.C.

¿Qué sucede después del procedimiento?

Después de dejar el hospital, debe beber muchos líquidos y no debe conducir, bañarse o fumar durante uno o dos días después del procedimiento, tampoco debe permanecer parado ni caminar mucho por lo menos los dos días siguientes al procedimiento. Si recibió un stent, no debe hacer ejercicio físico intenso durante 30 días. Los pacientes con stents también tendrán que tomar antiagregantes plaquetarios el resto de su vida.

Alrededor de un 35 a un 40 por ciento de los pacientes que se someten a una angioplastia con balón corren el riesgo de sufrir obstrucciones adicionales en la zona tratada. Esto se denomina «reestenosis». La reestenosis normalmente se produce dentro de los seis meses siguientes a la realización de una angioplastia con balón. Las arterias en las que se han colocado stents también pueden volver a cerrarse. Se produce reestenosis en alrededor del 20 por ciento de los pacientes con stents. De producirse una reestenosis, posiblemente deba realizarse otra angioplastía con balón o procedimiento de colocación de stent.

¿Puede prevenirse la reestenosis?

Los médicos tratan continuamente de encontrar nuevas maneras de evitar que las arterias vuelvan a cerrarse tras una angioplastía o la colocación de un stent. En años recientes, los médicos han empleado nuevos tipos de stents. Algunos de ellos están recubiertos de medicamentos que reducen la posibilidad de que el vaso sanguíneo se cierre nuevamente. Estos stents recubiertos liberan lentamente el medicamento en el tejido circundante, lo cual retarda o detiene el proceso de reestenosis. Los stents recubiertos parecen ser prometedores en lo que respecta a mejorar el éxito de este procedimiento a largo plazo.

Los investigadores también están diseñando stents más pequeños y stents hechos a medida, que pueden introducirse en vasos sanguíneos más pequeños. También están diseñando stents para vasos sanguíneos que tienen muchas obstrucciones, incluso vasos sanguíneos con ramificaciones. Otros stents se están recubriendo con diluyentes de la sangre para evitar la formación de coágulos sanguíneos dentro del stent. Más recientemente, los investigadores han comenzado a desarrollar stents no metálicos que con el tiempo se disolverán en la arteria. Estos stents abren la arteria, dando los mismos resultados que los stents de metal no recubierto, pero reducen el riesgo de reestenosis porque no permanecen en la arteria.

Temas de Interés

  • Segunda Opinión Cardiovascular
  • Cardiología Pediátrica
  • Cateterismo Cardiaco
  • Angioplastia Coronaria

 

Enfermedades

  • Insuficiencia Cardiaca
  • Cardiopatía Isquémica
  • Fibrilación Auricular
  • Hipertensión

Gabinete de Estudios

  • Electrocardiograma
  • Prueba de Esfuerzo
  • Monitoreo Holter
  • Ecocardiograma